La fabricación de los helados continuará en la Región Metropolitana y dejará a más de 100 personas sin empleo.

El pasado fin de semana trascendió en redes sociales que la fábrica de Helados San Francisco de Loncomilla, ubicada camino a Constitución, en la comuna de San Javier, Región del Maule, cierra sus puertas.

Si bien ya en julio del 2022 la empresa Carrozzi cerró un millonario acuerdo que compró los derechos sociales de Lecherías Loncomilla Limitada, firma creada en 1975 por la familia Mac Clure Lyon, no fue hasta este mes de marzo que el mítico helado San Francisco dejará de fabricarse oficialmente allí.

Ahora, la empresa que dejará de operar en el Maule, se trasladará hasta la Región Metropolitana, específicamente a la comuna de San Bernardo, dejando lamentablemente a más de 100 personas sin su principal fuente laboral.

MANTENDRÁN LOS PUNTOS DE VENTA EN EL MAULE 

La familia compuesta por el matrimonio Francisco Mac Clure y Marie-Anne Lyon, creadores de la marca, seguirán trabajando en otros negocio y mantendrán los puntos de venta, los cuales no fueron traspasados a Carozzi. Uno ubicado en la misma planta, en el Fundo San Francisco, en el kilómetro 14 camino a Constitución, en plena región del Maule y el segundo ubicado en la ciudad de Talca.

Según señalaron en un entrevista al medio DFMás, volverán a recuperar los campos aledaños (170 hectáreas) que hasta ahora mantenían arrendados, para poder operarlos directamente. Aunque todavía no tienen claro qué plantarán, su interés es seguir en la agroindustria y crear nuevos productos. “Queremos tratar de inventar algo, somos todos bien inquietos y nos gustaría crear nuevas marcas. Nos gusta el consumo masivo”, dice Nicolás Mac Clure, uno de los seis hijos del matrimonio y exgerente de desarrollo de San Francisco de Loncomilla.