El pasado sábado, una banda criminal lanzó cerca de 700 “miguelitos” en la calle 11 Oriente entre Uno y Dos Sur de Talca, con la intención de cometer un robo en los locales comerciales de la zona. Sin embargo, gracias a la acción de Carabineros, que fue alertada por cámaras de seguridad, el robo no se llevó a cabo. Cuatro personas, dos adultos y dos menores, fueron detenidas en relación con el incidente y fueron formalizadas de cargos el lunes.

La investigación del caso fue liderada por la Unidad de Análisis Criminal y Alta Complejidad (UNAAC) de la fiscalía maulina. Los imputados enfrentan cargos por receptación de un vehículo motorizado y por la tenencia de elementos asociados al delito de robo. La banda llegó desde la Región Metropolitana y utilizó miguelitos y cadenas para bloquear la circulación de vehículos en la calle 11 Oriente con la intención de cometer un robo.

 

Dos de los imputados quedaron en prisión preventiva, mientras que los menores enfrentan medidas cautelares que incluyen vigilancia por parte de la autoridad respectiva y la prohibición de salir del país. La fiscalía estableció un plazo de investigación de cuatro meses para determinar la participación de otras personas en el delito y el propósito de esta acción delictiva. La Brigada de Robos de la PDI asumió la investigación y realizará diversas diligencias para dar con el paradero del resto de la banda y para determinar si están involucrados en otros delitos en la región o en otras áreas del país.