Los investigadores policiales, con el apoyo de la Oficina de Análisis Criminal, continúan realizando diligencias a fin de dar con la identidad de los imputados desconocidos.

 

El primer hecho se registró en la noche del domingo, donde sujetos desconocidos ingresaron a un establecimiento educacional de la comuna de Linares, quienes sustrajeron diversas especies, principalmente tecnológicas, avaluadas en 2 millones de pesos aproximadamente.

Situación similar fue la que aconteció en dos organismos públicos de la comuna de San Javier, donde sujetos desconocidos se llevaron un total de 10 computadores, con un avalúo cercano a los 10 millones de pesos.

Así, la fiscalía de flagrancia instruyó a los detectives de BIRO Linares y BICRIM San Javier, realizar las primeras diligencias, para los tres casos, como la inspección ocular de la escena del crimen, empadronamiento del sector, entrevista a testigos, levantamiento de evidencia y revisión de cámaras de seguridad, para posteriormente, con apoyo de peritos del Laboratorio de Criminalística Regional (LACRIM) Talca, procesar y certificar los datos obtenidos.

A la hora, los investigadores policiales, con el apoyo de la Oficina de Análisis Criminal, continúan realizando diligencias a fin de dar con la identidad de los imputados desconocidos para dar cuenta a la fiscalía conforme avance el desarrollo de las investigaciones.