Durante una visita al nuevo recinto por parte del ministro de Justicia, Luis Cordero, acompañado del delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque; el director na-cional de Gendarmería, Sebastián Urra; la jefa de Zona de Carabineros Maule, general Maureen Espinoza; el seremi de Justicia, José González, y el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, se inspeccionó las instalaciones que ya se encuentran terminadas para albergar a la población penal.

Un recorrido inspectivo por las instalaciones de la nueva cárcel la Laguna de Talca, realizaron el ministro de Justicia, Luis Cordero, acompañado del delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque; el director nacional de Gendarmería, Sebastián Urra; la jefa de Zona de Carabineros Maule, general Maureen Espinoza; el seremi de Justicia, José González, y el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz.

Las autoridades revisaron la infraestructura ya terminada del recinto penitenciario que comenzaría sus operaciones durante 2024.

“Este recinto fue entregado a Gendarmería y nos encontramos gestionando los contratos de concesión para la administración del lugar. Es una infraestructura bien significativa para el país y probablemente será el recinto más grande a nivel nacional, con distintos módulos y esperamos que sea un centro penitenciario modelo no sólo en materia de seguridad y reinserción”, expresó el ministro Cordero.

En cuanto a la actual cárcel que funciona en la Alameda de Talca, el ministro explicó que, conversado con el alcalde Juan Carlos Díaz, existe un proyecto a futuro en el lugar por parte del municipio pero solicitó “comprensión mutua porque estamos en una etapa de sobrepoblación y a su vez ese centro tiene una serie de inconvenientes que está abordando Gendarmería y en la medida que vamos trasladando y operando este centro, vamos a ir resolviendo la situación de ese recinto”.

Por su parte, el delegado Humberto Aqueveque, sostuvo que esto es parte del compromiso del Presidente Gabriel Boric de avanzar en plazas penitenciarias y las nuevas normativas en materia legislativa en cuanto a la persecución penal. “Es necesario abrir nuevos complejos como este, que es modelo y que nos permite avanzar no sólo en lo carcelario sino que también en la reinserción y eso es determinante a la hora de establecer criterios que se permita resolver la demanda. En esto hemos trabajado y avanzado entre todos para revisar los procesos”, enfatizó.

El nuevo recinto penitenciario tendrá cerca de 60 mil metros cuadrados, para albergar a más de 2 mil internos, quienes tendrán a su disposición un gimnasio, venusterios, un hospital penal, una escuela para reinsertarlos, y una central de producción de alimentos.

En cuanto a la capacitación que recibe el personal de Gendarmería, su director, Sebastián Urra, sostuvo que “cada vez que ingresa un contingente se va actualizando en la evolución de la criminalidad, pero también debemos tener en cuenta que no es primera vez que nos vemos enfrentados a situaciones como esta y por eso están plenamente preparados”.

Finalmente, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, destacó la disposición del ministro y el resto de las autoridades en cuanto al compromiso con la actual cárcel. “Sabemos que es un tema país el déficit de recintos y en conversaciones en julio se manifestó la apertura para ver cómo enfrentamos este tema y hablamos de la gradualidad del traslado de internos entre ambos recintos y resaltamos las palabras del ministro, lo que nos parece muy valioso”, comentó.