Entre sollozos, Soledad Peralta, la madre de Valentina Orellana, adolescente chilena de 14 años que murió baleada por un policía en un centro comercial de Los Ángeles, Estados Unidos, relató el desgarrador momento en que se produjo la muerte de su hija y pidió justicia.

“Estábamos juntas en un probador de ropa para la Navidad; escuchamos gritos, nos sentamos en un asiento abrazadas rezando, cuando algo impactó a mi hija Valentina y nos lanzó al piso, y murió en mis brazos. No pude hacer nada”, relató entre lágrimas Soledad, la madre de la adolescente.

Dentro de su relato, comentó que aún no era el tiempo para morir de su hija. “Con solo 14 años, Valentina era nuestra pequeña hija. Estaba llena de alegría, tenía grandes sueños para su futuro, y le quedaba mucha vida por vivir”.

Madre exige justicia

A cinco días de la muerte de Valentina, su madre exigió justicia para su pequeña, quien recibió un impacto de bala por parte de un policía estadounidense que participaba de un operativo.

“Ver morir a un hijo o una hija en los brazos es uno de los dolores más grandes que se puede imaginar. Valentina significó el mundo para mí, para la familia, compañeros y vecinos. Ahora nuestro dulce ángel se ha ido para siempre. Valentina danos fuerza para hacer justicia. Hija mía, te amo”, finalizó afectada.