Al ver que no funcionaba correctamente, la víctima manipuló el artefacto y terminó siendo golpeado en la cabeza por fragmentos metálicos. La familia contó que hace años había superado un grave cáncer.

Gilson do Nascimiento, un hombre de 43 años, murió luego que un barril de cerveza explotara en medio de su fiesta de cumpleaños en Campo Bom, Rio Grande do Sul, Brasil.

La cerveza no salía correctamente del grifo, pues solo salía espuma, por lo que Gilson intentó arreglarla y ahí explotó, provocando que los fragmentos de metal del barril lo golpearan en la cabeza.

Según recogió G1, el fuerte impacto de los restos del barril provocó que el hombre muriera.

Un sobrino del fallecido manifestó que la familia está “muy conmovida” luego del incidente registrado el pasado 17 de septiembre, pues en años anteriores había peleado contra el cáncer, lo que incluso lo obligó a estar dos meses en una unidad de cuidados intensivos (UCI). Ya se había recuperado.

Las autoridades, de momento, están investigando la muerte del hombre como algo accidental. Sin embargo, se busca aclarar si la fábrica de cerveza que vendió el barril pueda tener alguna responsabilidad.

El pasado 18 de septiembre, una jornada después de la muerte de Gilson do Nascimiento, se realizaron los funerales.

Una familiar de la víctima, Líria Dietzman catalogó el hecho como “una tragedia. Muy triste, muy triste”.

“Lo echaremos mucho de menos todos. Fue un gran amigo, un socio, un compañero, un excelente hombre de familia”, complementó.