Según reportan los informes médicos, estuvo a punto de morir debido al riesgo que se desprendieran las partes o el ácido corrosivo de la batería.

Una noticia que llega desde Kosovo llamó la atención en todo el mundo al informar que un hombre se tragó un celular Nokia 3310 poniendo su vida en peligro.

Si bien no existe claridad respecto a cómo pasó, un hombre de 33 años de la ciudad de Pristina tuvo que recibir asistencia de urgencia luego de que se tragara el dispositivo.

Su vida corrió peligro ya que el teléfono se alojó en el interior de su estómago por al menos cuatro días. Así quedó evidenciado luego de someterse una resonancia.

Según informan medios locales, el sujeto llegó al hospital debido a los dolores que presentaba luego de tragarse el celular. De acuerdo a los informes de los profesionales, el teléfono era demasiado grande para que él lo digiriera“.

Lo informado por The Mirror, es que la vida de esta persona estaba en peligro ya que el ácido corrosivo de la batería podría haberse filtrado en su estómago.

Esto llamó profundamente la atención, ya que el hombre se tragó el celular Nokia completo, no solo algunas partes o piezas del equipo.

Skender Teljaku, jefe del equipo médico que trabajó en el caso, compartió algunas fotos en Facebook donde se aprecia la curiosa y crítica situación.

Finalmente lograron remover el aparato, salvando la vida de este sujeto que llegó con una urgencia tan particular como riesgosa. Cabe remarcar que la operación se llevó a cabo sin cortar el estómago.

Con gran habilidad separaron el equipo en tres piezas con la técnica de la endoscópica. Contento con el resultado, Telajiku declaró que “no hubo complicaciones“.