La situación se generó a raíz de una escena del Maestro Roshi, la que fue calificada de “abuso y sometimiento”.