Se trata de un sujeto que hace algunos años dejó su hogar por conflictos familiares. Su hija lo buscó, pero al no hallarlo recurrió a la PDI, institución que tras varios peritajes, logró dar con él.

Tras varios años de intentonas frustradas por encontrar a su padre, a quien no ve hace 17 años, una mujer presentó una denuncia por presunta desgracia en la PDI de Rancagua.

 

Los antecedentes señalan que el hombre abandonó la vivienda en que residía junto a su mujer y su hija, por presuntos conflictos familiares.

Pero todo comenzó a cambiar. Tras la denuncia por presunta desgracia interpuesta por la hija del desaparecido, la Fiscalía de Rancagua envió una instrucción a la Brigada de Homicidios de la zona para iniciar el procedimiento de búsqueda del hombre.

Y hubo avances. Los peritajes determinaron que el hombre estaba con vida, sin embargo todavía faltaba el detalle más importante: el lugar de residencia.

Vivía en una choza

La búsqueda se extendió hacia otras zonas del país. Fue entonces que funcionarios de la Brigada de Homicidios informaron el posible hallazgo del sujeto, quien hoy tiene 51 años, y residía en la ciudad de Talca.

El hombre vivía en una choza instalada en un terreno baldío. Los antecedentes señalan que residía en el lugar hace unos 10 años.

La información preliminar de la PDI detalla que el sujeto se instaló en ese lugar tras deambular por varias ciudades como como Melipilla, Talagante, Pichilemu, San Antonio y Curicó. Además, la institución detalló que el hombre estaba en buenas condiciones de salud, lo que se informó al Ministerio Público.

Mientras, los efectivos trabajan en el último paso; el reencuentro entre la hija y su desaparecido padre, a quien creyó perdido, pero que la vida le devolvió.