Con una visita al Jardín Betty, en la comuna de Curicó, autoridades encabezadas por el dpr, Juan Eduardo Prieto, destacaron las medidas y protocolos para un retorno adecuado de los menores.

Durante una visita al jardín infantil Betty, ubicado en Curicó, el delegado presidencial regional, dpr, Juan Eduardo Prieto, junto al director regional de Junji, Adolfo Martínez, detallaron los procedimientos para un retorno seguro a clases de los menores.
En la ocasión, a la que también asistió el dp provincial, Roberto González, las autoridades recorrieron el establecimiento, comprobando el cumplimiento de protocolos sanitarios.
“Después de recorrer este jardín y verificando que está todo dispuesto para un retorno seguro, invitamos a los padres a llevar a sus niños, están todas las medidas tomadas, en las instalaciones y con los equipos que acá trabajan”, destacó el dpr Prieto.
En la región, los jardines que han abierto llegan al 90%, superando la media nacional y de los alrededor de 7 mil niños, han retornado cerca de 700.
Por su parte, el director de Junji agregó que “la educación parvularia es muy importante y por lo mismo, según nos señaló el Presidente Piñera, todos este tipo de establecimiento deben estar abiertos, ya llevamos cerca del 10% de los estudiantes que han regresado e invitamos a las familias a traer a sus hijos”.
Martínez añadió que desde el Ministerio de Educación se inyectaron cerca de $ 1.200 millones adicionales para reforzar el vestuario y elementos de protección personal contra el covid-19.
La encargada del Jardín Betty, Lucrecia Navarro, señaló que durante todo el 2020 se trabajó el plan de funcionamiento y que “los protocolos comienzan al ingreso al recinto, como higienización, protección personal, limpieza de manos, aforos y todo lo necesario”.