Elisa Loncon criticó este martes las condiciones en las que han trabajado durante las últimas semanas los constituyentes que conforman la Convención Constitucional.

La presidenta de dicha instancia señaló que hay “ánimo” para desempeñar sus funciones, aunque detalló que existe falta de espacio para realizar ciertas actividades.

“No están dadas las condiciones estructurales”

En específico, Loncon sostuvo que “somos 155 constituyentes y dentro de eso hay muchas tareas y tipos de opiniones y palabras que ellos tienen que dar cuenta. Hay ánimo de trabajar, se quedan hasta tarde, nos hemos quedado hasta la tarde, noche, sesionando”.

“Son nueve meses que nos han dado para trabajar y tener la Constitución, con una posible ampliación de tres meses más, o sea, un año. Ese proceso en Chile es muy corto”, reveló.

Asimismo, aclaró que “aquí no están dadas las condiciones estructurales para avanzar con mayor facilidad y tampoco fueron dadas las condiciones funcionales para que esto desde el primer día hubiéramos empezado sin tener que resolver cosas tan cotidianas y domésticas que nos ha tomado mucho tiempo”.

“Aquí la gente ha bajado de peso”

De acuerdo a lo anterior, afirmó que “aquí no hay espacio para almorzar. Los convencionales han tenido que almorzar en las escaleras”.

“Yo estoy trayendo mi comida de mi casa, en un espacio en mi oficina puedo comer, pero esas son condiciones mínimas”, comentó.

Agregó que “aquí la gente ha bajado de peso, es verdad, y ustedes también lo saben, entonces esa es la realidad con la cual ha empezado a trabajar la Convención Constitucional”.