El delegado presidencial de la Región del Maule, Juan Eduardo Prieto, hizo la importante entrega al comerciante en situación de discapacidad, quien desde hace 30 años vende confites en el centro de Talca.
Don Edgardo Caamaño, es conocido en el centro de Talca. Desde hace más de 30 años, se gana la vida con la venta de confites frente a Banco Estado de la calle 1 Sur. Caamaño, presenta paraplejia espástica, condición que no lo frenó para trabajar día tras día. Sin embargo, a sus 53 años, utiliza a una silla de ruedas manual, una situación que le agota para desplazarse y trasladar los productos que vende.

Este lunes, el delegado presidencial de la Región del Maule, Juan Eduardo Prieto, se acercó hasta su puesto de confites y le entregó una moderna silla de ruedas, que sin duda, le cambiará la vida y mejorará las condiciones en las que actualmente trabaja, pues tendrá mayor agilidad y menor desgaste físico.

Al respecto la autoridad política sostuvo “como Gobierno tenemos un compromiso importante y es el de poder mejorar las condiciones de vida de aquellas personas que presenten algún grado de vulnerabilidad. Hoy don Edgardo, podrá reemplazar su antigua silla y con esta herramienta, trabajará sin agotarse”, dijo el delegado Prieto.

La silla de ruedas eléctrica, valorada en $1.556.695, fue adquirida a través de tres vías, una de ellas los fondos Orasmi (Fondo de Organización Regional de Acción Social), con $456.695; a través del ministerio con $400.000 y el aporte de la Municipalidad de $700.000.

Finalmente, el beneficiado agradeció la ayuda otorgada y dijo que “puedo trabajar bien, porque tengo mis permisos. Todo bien ordenado. Yo vengo todos los días desde Cancha Rayada, siempre el mismo trayecto. Estoy muy feliz, esperaba tener esto”.