Los sobrevivientes aseguraron que debieron comer pájaros mientras esperaban por ayuda, mientras que otros dos tripulantes del navío Don Claudio siguen desaparecidos.

Seis pescadores fueron rescatados tras permanecer seis días en un islote frente a las costas de la Región de Coquimbo, luego de naufragar por el choque contra unos roqueríos en la zona.

Salieron de las costas de Coquimbo en el navío Don Claudio el pasado 6 de julio y tomaron rumbo al norte, pues el destino era frente a las costas de Caldera.

Sin embargo, durante la noche del 7 de julio chocaron -por razones que son investigadas- contra unos roqueríos, lo que provocó un encallamiento en el lugar. Tras sacar un bote de emergencias, seis de los ocho tripulantes lograron aferrarse a él, mientras que los otros dos quedaron sin paradero conocido.

Luego de seis días viviendo a la intemperie, y tras comer incluso pájaros para sobrevivir, los tripulantes lograron ser rescatados por la Armada de Chile durante la tarde de este martes.

Rigoberto Aránguiz, de 29 años, uno de los afectados, aseguró entre lágrimas que “la lancha encalló a las 10:30 de la noche del martes (7 de julio) (…) algo terrible. La primera noche, un frío que nos mataba”.

 

De igual forma, sostuvo -afectado- que durante el 8 de julio buscaron entre los escombros a sus compañeros desaparecidos y que “nos alimentamos de pájaros, hervíamos agua salada para poder tomarla. Fue terrible”.

Por lo pronto, la Armada desplegó dos buques un avión para intentar localizar a las otras dos personas.