Nuevos antecedentes reactivarían la persecución penal en contra del principal sospechoso, el tío abuelo del niño.

Una jornada clave se escribió en el caso Tomás Bravo, luego que la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena, se reuniera con los padres del niño.

 

En la instancia, la persecutora le informó a la familia sobre los resultados de nuevas pericias legistas realizadas por la especialista del SML de Santiago, Vivian Bustos, según consignó La Tercera.

Este trabajo arrojó resultados opuestos a los que entregaron en abril pasado sus colegas de Concepción. En aquella ocasión, afirmaron que el deceso del menor se produjo por muerte natural.

De acuerdo a LT, la perito encontró fluidos en la ropa de la víctima, lo que daría cuenta de un ataque sexual previo a su fallecimiento. A raíz de este antecedente, la investigación se volcaría a la intervención de terceros en el deceso del niño de 3 años y siete meses.

Tío abuelo

En esa línea, las conclusiones aportadas por Bustos reactivarían las diligencias en torno al único sospechoso que fue formalizado por este homicidio: Jorge Escobar Escobar, tío abuelo del pequeño.

Cabe recordar que, en abril pasado, el SML de Concepción despachó un informe que descartaba una muerte violenta.

En el documento se detallaba que «la causa de muerte es hipotermia en contexto de deshidratación e inanición. No hay signos de participación de tercera(s) persona (s), no hay signos atribuibles a la ocurrencia de hechos de violencia sexual y el intervalo post mortem se estima entre cinco a siete días, con una mayor tendencia a los cinco días de fallecido, esto es, el 21 de febrero de 2021».