La pandemia no da tregua. El mundo ahora se enfrenta a uno de las variantes, aparentemente, más peligrosas hasta ahora, por lo que no se deben dejar de lado los cuidados.

Los típicos los conocemos de memoria, ya parecen casi rezo. Use la mascarilla, mantenga el distanciamiento y lávese bien las manos. Son las medidas básicas que se siguen promoviendo en Chile y el mundo, pero ¿qué ocurre con las otras indicaciones que hemos adoptado?

Desinfectar compras del supermercado

En marzo de 2020, cuando los primeros contagios se registraban en nuestro país, se dio a conocer que el SARS-CoV-2 podía sobrevivir en las superficies por hasta 3 días. Así, la desinfección de las compras del supermercado se convirtió en norma.

En una entrevista con CNN Español, la viróloga María Fernanda Gutiérrez, de la Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia explicó por qué no es necesario. “La probabilidad que el virus esté pegado en la bolsa es baja y despegarlo no es fácil porque sale de a pedacitos. Para que te contagies, y te pueda contaminar (si el virus estuviera ahí) habría que soplar la bolsa”, explicó la doctora.

Aun así, la recomendación sigue siendo a lavarse las manos después de tocar las bolsas.

Desinfectar limpiapiés y suelas

Desinfectar suelas o limpiapiés antes de ingresar a un lugar y si tienes visitas probablemente les rocías los zapatos con aerosol antes de entrar. Según los expertos esto no sería necesario, porque el virus no viene en el zapato, sino que están flotando.

“Que los zapatos contaminen? no hay ninguna evidencia de que eso sea cierto”, comentó al medio internacional Diego Rosselli, profesor de Epidemiología de la Universidad Javeriana.

Sacarse la ropa antes de entrar a la casa

Este es uno de los puntos grises, porque en el caso del personal de la salud, que están expuestos a altas cargas virales, se recomienda que no salgan a la calle con la misma ropa.

Pero el resto de las personas, es muy difícil que se contagien si es que llevan el virus pegado en los textiles. Primero porque no hay una carga viral significativa y además solo ocurriría si es que yo agarro y apenas llegue a la casa sacudo mi ropa en frente de toda la familia y ellos reciben ese aire”, explicó la viróloga Gutiérrez.

Tomar la temperatura

Según los expertos, esta medida sería muy innecesaria. La cantidad de casos que se pueden detectar de esta forma serían muy bajos, por cómo se presenta la enfermedad.

“En muy pocos casos está uno produciendo fiebre y cuando uno tiene fiebre se siente mal, es probable que no salga a la calle” explicó la doctora Gutiérrez a CNN.

No tocar los botones del ascensor o semáforo

Al comienzo de la pandemia en redes sociales vimos muchas personas que utilizaba palos, lápices o lo que fuera para evitar tocar cualquier botón que estuviera en un espacio público. Estos lugares siempre han sido potencial inicio de infecciones.

Siempre existe la mínima posibilidad de que una persona haya estornudado en su mano y luego tocado el botón, pero la recomendación en estos casos es el lavado de manos continuo.