Un aumento considerable en la morosidad de las cuentas de luz se ha producido durante los últimos meses, según el informe que entregó la Superintendencia de Electricidad y Combustible, 720 mil personas tienen deudas respecto al pago del suministro eléctrico.

Desde marzo de este año el número de clientes que no han pagado el servicio aumentó a 206 mil. Las cifras empeoran si es que se amplía el periodo: desde marzo de 2020 los deudores se incrementaron en un 181% hasta marzo de 2021.

Los factores que inciden en la morosidad

Los motivos por los que el número de deudores ha aumentado se explica, principalmente, por la crisis económica producto de la pandemia. La pérdida de trabajo sin duda ha afectado a los bolsillos de los chilenos, teniendo que priorizar determinados gastos por sobre otros.

Además, actualmente rige la ley de Servicios Básicos, que evita que las personas tengan cortes en su suministro. Esa misma ley faculta que no haya intereses ni tampoco multas para aquellos clientes que tengan deudas.

¿Qué dijo la Superintendencia de Electricidad?

Según la Superintendencia de Electricidad y Combustible, el monto que se adeuda es de 248.000 millones de pesos. Además, los morosos corresponden al 10% de la totalidad de las cuentas.

El superintendente Luis Ávila afirmó que: “Hemos constatado que la ley de Servicios Básicos les ha permitido a 196 mil de ellos acceder a los convenios que les permiten prorratear sus deudas hacia futuro”.

“Nos parece muy relevante un antecedente, que el 57% del total de la deuda la concentran un 33% de los clientes de más alto consumo”, señaló.

Por otro lado, en el Congreso existen parlamentarios que intentan impulsar iniciativas para incentivar el pago de personas que están morosas.}

Ese es el caso de los senadores Yasna Provoste y Jorge Pizarro, quienes pretenden dividir esa deuda en tres montos: un 25% que lo cubra el Estado, otro 25% que lo cubran las empresas y un 50% los clientes.