Víctima habría sido un soldado conscripto que se encontraba en el lugar tras ser contacto estrecho de una persona diagnosticada positivo de COVID-19. Atacante es un enfermero del lugar que fue detenido.

Una grave denuncia realizó un conscripto del Regimiento N°16 de Talca que se encontraba realizando la respectiva cuarentena en una residencia sanitaria de la ciudad de Curicó tras dar positivo a COVID-19. El joven asegura que en dicho lugar fue abusado por un enfermero que le habría realizado tocaciones de connotación sexual.

La víctima de 19 años denunció el hecho ante carabineros, indicando que la situación se produjo hace una semana alrededor de la 1 de la madrugada cuando al momento de examinarlo, el enfermero lo habría abusado.

El joven se encontraba cumpliendo cuarentena preventiva en el Hotel Raíces de Curicó, hasta donde llegó el Oficial de ronda de la Prefectura de Carabineros y el Jefe de las fuerzas del Ejército, quienes detuvieron al presunto atacante.

Todos los antecedentes del caso fueron puestos a disposición del Ministerio Público, donde el fiscal Miguel Gajardo a cargo de la investigación, ordenó que el enfermero fuera citado a declarar con posterioridad.