El vehículo de exploración chino en Marte salió de su plataforma de aterrizaje y comenzó a explorar la superficie el sábado, informó la agencia estatal de noticias Xinhua, lo que convierte al país en el segundo en aterrizar y operar un róver en el Planeta Rojo.

Zhurong

El lanzamiento el pasado mes de julio de la sonda Tianwen-1 a Marte, que llevaba el róver Zhurong, marcó un hito en el programa espacial chino. 

Tianwen-1 aterrizó en una vasta llanura de lava en el norte, conocida como Utopia Planitia, hace una semana y transmitió sus primeras fotos de la superficie unos días después. 

Se espera que la sonda y el róver de Marte pasen unos tres meses tomando fotos, recopilando datos geográficos y recogiendo y analizando muestras de rocas. 

El Zhurong, de seis ruedas, impulsado por energía solar y de 240 kilos de peso, lleva el nombre de un mítico dios chino del fuego. 

La conquista de Marte y el espacio

China ya ha enviado astronautas al espacio, sondas a la Luna y ha hecho aterrizar un róver en Marte, la misión más prestigiosa en la competición internacional por el dominio del espacio. 

Estados Unidos y Rusia son los únicos otros países que han llegado a Marte, y solo el primero ha operado un róver en la superficie. 

Varios intentos estadounidenses, rusos y europeos de aterrizar róvers en Marte fracasaron, el último en 2016 con el aterrizaje forzoso de la nave espacial conjunta ruso-europea Schiaparelli.

La última llegada con éxito se produjo en febrero, cuando la NASA, la agencia espacial estadounidense, aterrizó su róver Perseverance,

que desde entonces ha estado explorando el planeta.