Este jueves se vivió una emotiva y masiva despedida para los hermanos que fueron asesinados en El Bosque. Se trata de Rubén de 18 años y Catalina de 14, quienes fueron acompañados por casi un centenar de personas. 

“Queremos justicia”

Bajo la consigna “queremos justicia”, familiares, profesores, amigos, compañeros y vecinos, participaron de la despedida.

El trayecto comenzó en Quinta Normal, donde los hermanos fueron velados, luego pasaron por su casa, su colegio y finalmente llegaron al cementerio en Maipú.

Por cada sector en el que pasaron, sus féretros fueron homenajeados. En tanto, el frontis de la vivienda en la que residían fue repletada de globos de color blancos.

“¿Cuántos niños más van a morir?”

“Porque somos pobres no nos toman en cuenta, pero si tuviéramos dinero andarían todos detrás de nosotros. Justicia, queremos que se haga justicia alguna vez en esta vida, no más niños muertos, por favor hasta cuándo”, manifestó una mujer.

En tanto, otra asistente se cuestionó: “¿Hasta cuándo vamos a estar soportando esto? ¿Cuántos niños más van a morir? Por favor el señor Presidente que se ponga la mano en el corazón”.

Por su parte, el tío de los hermanos, Alex Madrid, sentenció: “Y siguen las muertes en este país. ¿Dónde están las autoridades que no se acercan donde están los afectados?. El llamado es justicia”.

Sospechoso sigue prófugo

La despedida se realizó mientras continúa la investigación, la cual no ha tenido respuestas sobre el paradero del único sospechoso del crimen, quien era arrendatario y compañero de trabajo de la madre de los jóvenes, y además suma una denuncia por un ataque sexual.

La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, expresó que: “Con mucha fuerza es que este caso nos ha golpeado a todos y estamos haciendo todo para dar con el paradero de la persona que cometió este horroroso delito y esperamos que prontamente enfrente a la justicia, no nos vamos a detener hasta que eso ocurra”.