Familiar de las víctimas de 14 y 18 años ruega por justicia: “Esto no puede seguir pasando”.

Nicole Madrid (27), prima de los hermanos asesinados en la comuna de El Bosque, confirmó que el principal sospechoso vivía desde hace varios meses en la casa de su tía.

El hombre -según explicó- llegó a esta vivienda debido al «corazón de abuelita» de su familiar, quien se apiadó de él al no tener un lugar para residir. De acuerdo a los primeros antecedentes, el sujeto trabajaría como guardia.

En diálogo con La Cuarta, la joven dio cuenta del dolor que existe en la familia producto del doble homicidio y aseguró que el acusado es el responsable. «Dejó sus cosas en la casa, no se robó nada, dejó los celulares (de los niños). Si se hubiera tratado de un robo, se habría llevado algo, pero nada», dijo.

Nicole, que vivió en la misma pieza donde se cometió el crimen, se sumó a las críticas de sus familiares, asegurando que «un guardia no puede tener antecedentes». Esta declaración apunta a los supuestos antecedentes penales que tendría.

Consultada sobre algún comportamiento extraño o sospechoso del hombre que es intensamente buscado por la policía, Madrid explicó que «por lo que se sabe, no existían antecedentes». De hecho, contó que con su primo -la víctima de 18 años- «tenían buena relación, por eso nosotros no tenemos claro qué fue lo que pasó».

«Por lo que yo escuché, decían que a lo mejor estaba drogado, porque él consumía droga», añadió.

Además, denunció que su tía dio declaraciones a la policía mientras se encontraba «dopada».

«No puede seguir pasando»

«No sé si le dieron la pastilla o le inyectaron diazepam. En el momento en que ella vio a sus hijos así, se puso a gritar. En el mismo SAPU le pusieron diazepam, y dijeron que ella no estaba en condiciones de declarar ante la policía», reveló.

Respecto a su padre, el tío de los pequeños que rogó por justicia y conmovió a Julio César Rodríguez en televisión, Nicole explicó que «en este momento debe estar en el Servicio Médico Legal porque no contesta el teléfono. Está mal, porque son niños finalmente».

A nombre de su familia, la joven ruega por justicia. «Esto no puede seguir pasando», cerró.