La Regata «Dando vida al Río Loncomilla», tiene como principal objetivo proteger ese cauce que cruza la ciudad de San Javier, valorando sus bondades naturales.
Se contempla un recorrido de 5 kilómetros entre la Casa de Botes y la Junta Viejas del Río, bajo la organización del Departamento de Salud de la Ilustre Municipalidad y el apoyo de Mindep-IND.
La comuna de San Javier salió de fase 1 de Cuarentena el jueves 11 de febrero, pasando a Fase 2 de Transición del Plan Paso a Paso.
La Seremi del Deporte, Alejandra Ramos Sánchez señaló «quiero destacar que, en la Política Nacional de Actividad Física y Deporte del Gobierno de Chile, uno de los lineamientos que apunta a la integración social y el bienestar de la población a través de la actividad física y el deporte, es así como este evento responde a estos requerimientos. Es una linda actividad deportiva esta regata. Se puede indicar como una experiencia única en materia del deporte recreativo y promoción del turismo rural. El Río Loncomilla es majestuoso. Por otro lado, esta actividad, ha servido para detectar talentos deportivos en el canotaje, deporte estratégico en la región. La Regata del Río Loncomilla será su segunda versión, y hoy sufre una reprogramación para mediados de la segunda semana de marzo, se espera una participación acotada con un máximo de 10 personas por categoría, debido al Plan Paso a Paso», dijo la autoridad del deporte regional.
En efecto, se trata de la 2° versión de esta actividad que tiene carácter recreativo y promocional al turismo deportivo, aprovechando estos lugares naturales de nuestro territorio.
Se realizará por categorías olímpico y turística, tanto en damas como varones, entrando al agua de diez competidores y distanciados de unos 15 minutos una de la otra.
Al respecto, el Coordinador de Educación Extraescolar del DAEM-San Javier, Gerardo Díaz Castillo, indicó «como estamos en fase 2 de transición, lo que significa que los fines de semana, San Javier mantiene la cuarentena, decidimos reprogramarla ya sea para el miércoles 10 o el jueves 11 de marzo. A través de esta regata, queremos aprovechar este espacio natural que es nuestro río, que no todas las ciudades lo tienen, para optimizar su uso. Se incorpora a la familia, es decir, personas que no tienen dominio de esto, respetando todos los protocolos sanitarios y medidas de seguridad que significa atravesar un caudal», sostuvo el personero.
El Comité Organizador está elaborando un protocolo en base a registrar cada participante que debe llegar protegido con su mascarilla, se le tomará la temperatura, mantener distanciamiento social y esperar su turno de salida, debiendo mantener 1 metro de separación entre cada bote.
Las embarcaciones, remos y chalecos salvavidas serán sanitizados antes de cada largada y, al regreso a la ribera de meta, deberán retirar un diploma de participación que habrá en una mesa sin tener contacto con otras personas, antes de volver a casa.
Por cuidados sanitarios, los botes singles y dobles irán saliendo al agua con una frecuencia de un par de minutos que establecerá la organización.
Una vez concluida la jornada, se realizará una limpieza general al Río.