Carabineros de la Prefectura de Talca se encuentra realizando, por estos días, fiscalizaciones de los permisos de desplazamiento obligatorios, escaneando los códigos QR de los documentos, con el objetivo de detectar aquellos que se encuentren adulterados o falsificados, delito que resulta más grave que no portarlos.

Sólo en este primer trimestre Carabineros de la región ha detenido a 31 personas por adulterarlos y a 116 por falsificar estos permisos.

“Hace una semana hemos implementado diversos controles de servicios móviles, con la finalidad de verificar que aquellas personas que se desplazan a primera hora de la mañana cuenten con sus respectivos permisos de movilidad que se entregan a través de la comisaría virtual o que excepcionalmente en las unidades policiales territoriales”, dijo el Subprefecto de los Servicios de la Prefectura de Talca, Teniente Coronel, Jaime Valenzuela.

Sin embargo, estos controles no sólo han permitido detener a personas por falsificación de instrumento público, sino que también por infracción del art. 318, órdenes vigentes, receptación de vehículo, microtráfico de drogas y cursar infracciones de tránsito.

En las dos últimas jornadas se llevaron a cabo 849 controles vehiculares y 1.100 a personas, deteniendo a seis personas por infracción al art. 318, además uno de ellos por la falsificación del permiso de desplazamiento. Y a un sujeto que viajaba en taxi-colectivo, prófugo de la justicia, con tres órdenes vigentes.
En este mismo contexto, se cursaron 8 infracciones al tránsito.

El comandante Valenzuela, agregó, que estos controles continuarán y se ubicarán en distintos puntos de la ciudad.