Una mujer enfurecida atacó a puñaladas a su esposo en su casa en Inglaterra porque creyó que le era infiel. Joanne Singleton le provocó 22 heridas a Kevin Singleton, una de ellas en un pulmón. Su marido desde hace 25 años casi muere.

Joanne enfrenta a la justicia. Seis meses después del ataque fue condenada por un tribunal a ocho años y medio de cárcel. Pero en medio de la audiencia, la víctima confesó frente a los presentes que todavía la ama y por eso la perdona.

Durante el juicio se revelaron detalles sobre el ataque y cómo los hijos de la pareja encubrieron a su madre para salvarla de la cárcel, reportan medios locales.

“Justo antes de las 2 pm del 7 de septiembre, Fox Singleton llamó a una ambulancia y le dijo al operador que su padre estaba tirado en el piso con una herida en la cabeza y una herida punzante en la espalda”, recordó el fiscal David Bradshaw.

El joven mintió diciendo que un desconocido habría entrado a la casa y atacó a su padre Kevin, mientras que su madre lo despertó gritando para llamar a la policía.

Cuando llegaron las autoridades se llevaron a Kevin a urgencias y en el sitio observaron a la madre y al hijo un tanto relajados para la gravedad de lo sucedido. El joven, de 22 años, jugaba con su mascota y la mujer parecía despreocupada, aunque tenía sangre en la ropa.

Ambos fueron trasladados a la comisaría como testigos y sus versiones fueron diferentes, lo que desató las sospechas. Por ello, decidieron inspeccionar la casa, donde encontraron en una bolsa de McDonald’s unos cuchillos que Fox había escondido en el invernadero.

También confirmaron con mensajes de texto entre la mujer y su hija que ella sospechaba le era infiel, algo que no iba a tolerar. Le dijo que no era un objeto y que lo pagaría.

Finalmente, los indicios eran suficientes para que la mujer fuera procesada por intento de homicidio. “No quería matarlo, sólo quería lastimarlo. Podría haberlo matado”, admitió Joanne Singleton, de 49 años.

La perdona porque la ama

Fox le habría dicho a la policía que fue su padre quien le dijo que escondiera los cuchillos para protegerla. Pero esto no lo eximió de ser condenado a 18 meses de cárcel tras declararse culpable por de ayudar a un delicuente.

Pero el testimonio que impactó a todos fue el de Kevin, quien confesó que todavía ama a su esposa. “Hemos estado juntos durante 25 años. Pensé que ella era con la que iba a pasar mi vida. Hay un elemento de perdón por eso, porque la amo”, dijo ante los presentes, cita la BBC.

“No puedo olvidar ese día, pero a fin de cuentas la perdono”, sostuvo Singleton.