«Estoy enamorado de Georgina y no me importa quién lo sepa. Las opiniones de otras personas no me molestan en absoluto», así respondió Ryan Shelton, de 29 años, a las críticas por enamorarse de su propia suegra.

El hombre quiere calmar el polvorín levantado en Randy, Reino Unido, luego de conocerse sus andanzas con la madre de su esposa, justo cuando ésta acababa de dar a luz a su segundo hijo.

Los hechos trascendieron a los medios británicos, lo que ha obligado a todos los involucrados a dar la cara. «Sé lo que pasó. Hay dos lados en cada historia y sé la verdad detrás de todo esto», insistió Ryan.

La abuela será «madrastra»

Luego de dar a luz, Jess Aldridge regresó sola a casa. A su teléfono llegó un mensaje de texto de su marido diciéndole que habían terminado. Pero había más: su marido le dijo que se enamoró de su madre Georgina Aldridge quince años mayor que él.

Ambos tenían una relación secreta y sólo se supo con el nacimiento del bebé. Jess, de 24 años, se mostró indignada, aunque dijo que sospechaba algo. «Siempre insistieron en que no había nada entre ellos, pero yo siempre sospeché que estaban tramando algo», aseguró Jess.

La relación entre Ryan y Georgina también dejó otra «víctima»: Eric, de 56 años, esposo de Georgina, también abandonado.

Sin embargo, la nueva pareja no oculta su relación. Ambos han publicado fotos en Facebook con la intención de silenciar rumores. Sin miedo al qué dirán, asumieron que son pareja aunque antes fueran yerno y suegra.

Para Jess, la situación no es nada fácil, incluso, técnicamente sus hijos tienen en una misma persona a abuela y madrastra. «Estas cosas pasan. No podemos evitar de quién nos enamoramos”, admitió a The Sun, Georgina, quien ahora vive con Ryan a unos 48 kilómetros de la casa de Jess.

Share This