El músico chileno reconoció que se dio cuenta del peso de su palabras cuando se marcó el gol que le dio la victoria al plantel que buscaba escapar del descenso.

Esta semana fue compleja para los hinchas de Colo Colo. El club estuvo a un paso de bajar a la primera B por primera vez en su historia y esto llevó a muchos albos de corazón a sufrir y también negociar vía mandas o promesas con tal de que que el equipo le ganara a la Universidad de Concepción. Uno de ellos fue Quique Neira, quien dijo en Twitter: «Si Colo Colo permanece en 1ra no fumo nunca más marihuana».

Y, efectivamente, los albos ganaron el partido y permanecerán en primera división. Eso sí, al poco andar el ex Gondwana y ex Bambú, comentó: «No sé hasta cuándo pueda aguantar esto». Ahora, en entrevista con The Clinic, el músico de reggae entrega detalles de la promesa y asegura que sus canciones relacionadas a la marihuana las compuso completamente «lúcido».

Promesa en serio

Sobre sus palabras, en redes sociales, Neira asegura que lo dijo de verdad: «Yo dije… qué digo para que la gente entienda cómo uno quiere a su equipo. Y pensé p*ta, esta h**á va a generar ruido. Al revés de lo que algunos puedan creer, lo hice poniendo ese precio sobre la mesa porque yo sé que el equipo podía lograrlo. Tenía la fe de que iban a responder, entonces, era capaz de jugarme una carta tan potente».

Eso sí, comenzó a pensar en lo que realmente significaban sus palabras cuando el partido ya estaba en curso: «Cuando hizo el gol Solari, yo reconozco que recién ahí dije: ‘ch*ch*, qué hice h**ón’. Pero lo quiero dejar súper en claro, yo voy a cumplir. Dije fumar, ah, ojo, dije fumar. Y voy a cumplir con eso, yo voy a mantener mi palabra».

El regreso a sus «actividades normales»

Si bien el músico planea cumplir sus palabras, dice que hay algo que podría lograr que no deje de fumar marihuana para siempre: «La única forma de volver a fumarme un pito es que un referente de Colo Colo me absuelva. Espero que en un momento algún emblemático de Colo Colo, pueda mandarme un mensaje de vuelta a decirme: ‘Quique, ya cumpliste, vuelve a tus actividades normales’. Te juro que también espero y confío que alguien por ahí me pueda liberar de la presión que significa para mí y darme luz verde para volver, porque de verdad que la h**á es muy difícil».

Share This