• La máxima autoridad regional, Juan Eduardo Prieto, informó que realizó el proceso de solicitud para la medida que irá en ayuda de los productores maulinos. Además, anunció que la ministra de Agricultura próximamente visitará la región para reunirse con los afectados.
  • Asimismo, el intendente pidió completa disposición en el Consejo Regional para destinar recursos adicionales.

Un mes excepcional, desde el punto de vista de los fenómenos climáticos que se registraron en pleno verano. Y es que, el sistema frontal dejó en la región un superávit de agua caída de 1402% respecto a un año normal a la fecha con los mayores registros acumulados en Talca con 138 milímetros, Curicó con 72,7 milímetros y Linares con 68,8 milímetros.

Lo anterior, causó severos daños en el sector agrícola por las tormentas eléctricas y caída de granizos. El duro golpe al sector productivo del Maule, región netamente agrícola, motivó a que el intendente, Juan Eduardo Prieto, solicitara un catastro de daños y el accionar por parte del Ministerio de Agricultura, con el decreto de emergencia agrícola.

Al respecto el intendente del Maule, especificó que “el día de hoy hemos iniciado el proceso para declarar emergencia agrícola en la Región del Maule y así poder postular a fondos de emergencia. Además, vendrá la ministra de Agricultura y se reunirá con muchos de los afectados para así generar un plan de trabajo desde la Región del Maule para salir adelante de esta tragedia agrícola a la que nos estamos enfrentando”.

Recordemos que, la medida pretende ayudar a zonas afectadas por fenómenos climáticos o catástrofes naturales que dañan la actividad agrícola. En concreto, los fenómenos climáticos pueden ser sequías, inundaciones, heladas, erupciones volcánicas, invierno altiplánico y nevazones.

BALANCE DE AGRÍCOLA CENTRAL

En tanto, el presidente de la Agrícola Central, Cristián Sepúlveda, explicó que a raíz de las fuertes lluvias y su perjuicios, se realizó un catastro preliminar de los tipos de daños, mismos que van desde los estructurales hasta el desarrollo de enfermedades fungosas que imposibilitarán la comercialización en mercado de exportación y mercado interno. Los cultivos más dañados serían uvas viníferas y arándanos por partidura de fruta, algunos trigos tardíos que se tienden por la lluvia y hortalizas como tomates y cebollas.

En detalle, precisó que «en el caso de Uvas, para vinificación, que es un cultivo muy importante aquí en la Región del Maule y que eso no se ha cosechado nada, tenemos desarrollo de enfermedades como botrytis, que está recién desarrollándose la enfermedad, pero estimamos que en la región tendremos una pérdida de un 40% de las frutas de variedades blancas y probablemente un 20% de las variedades tintas».

Tras conversar con el líder regional en horas de la mañana de este martes, Sepúlveda dijo que “a parte de la lluvia y de las enfermedades fungosas, tuvimos eventos de granizo. Ahí el problema es muy serio, porque en el caso de los arándanos que recibieron los granizos, hubo una pérdida total, del 100%. En el caso de los de pomáceas, manzanas y perales, que recibieron estas fuertes granizadas, también la pérdida de la fruta es del 100%. Pierde su valor comercial para exportación y mercado interno».

En tanto, el diputado Pedro Pablo Álvarez Salamanca adicionó que desde Indap (Instituto de Desarrollo Agropecuario) se lleva adelante un listado de productores que sufrieron pérdidas. “Es lamentable lo que pasó este fin de semana con un temporal de granizo y de lluvia que afectó a distintos cultivos en la Región del Maule, principalmente hortalizas frutas, trigo, viñas. Es un rubro que está muy complicado y debíamos llegar con ayuda a estos pequeños agricultores”.

Share This